top of page
Buscar
  • museovirtualciudad

Torneo inaugural de Tiro en Braille


El primer torneo inaugural de Tiro en Braille estaba programado para la última semana de abril de 2020. Sin embargo, el Covid-19 cambió drásticamente la mayoría de los eventos mundiales. Producto de la incertidumbre, Tiro en Braille tenía algunas fechas tentativas para la reprogramación del torneo inaugural. Finalmente, se declaró oficialmente que a partir del 14 de marzo de 2022, la Universidad de Guanajuato (UG) reiniciaría en formato presencial todas sus actividades académicas luego de más de dos años de realizar actividades en línea/virtuales.


Con muy poco tiempo para la preparación, el torneo inaugural de Tiro en Braille finalmente se programó durante dos fines de semana (13 y 14 de mayo (fase de grupos) y 20 y 21 de mayo (semifinales y el juego de campeonato). Ocho equipos se inscribieron para el torneo. Cada uno El equipo inscribió de 8 a 10 jugadores, cuatro equipos provinieron de la institución visitante, es decir, la Benemérita y Centenaria Escuela Normal Oficial de Guanajuato, tres equipos de la institución anfitriona (Universidad de Guanajuato), y un equipo (compuesto 100% por jugadores con discapacidad visual ) visitados de diversos municipios del Estado de Guanajuato.



Suscribiendo la filosofía de Tiro en Braille (como organización) y los tres componentes (enseñanza/aprendizaje, investigación e implementación de una actividad deportiva diseñada por estudiantes universitarios) bajo los cuales se desarrollan las primeras etapas de Tiro en Braille (como organización emergente). , actividad deportiva alternativa), el evento no fue un mero torneo deportivo. De hecho, el evento de inauguración fue una conferencia magistral altamente interactiva a cargo de Fernando Segura Millán Trejo, en la que se revisaron algunas de las actividades de SDP realizadas en otros lugares (la Copa Mundial de Fútbol de Calle, la Copa Mundial de Personas sin Hogar). El objetivo era informar a los jugadores participantes sobre experiencias similares y los problemas y/o posibilidades que podrían enfrentar durante el torneo. Vale la pena señalar que, a menudo, cuando surgían problemas/diferencias, volvíamos colectivamente a la conferencia magistral de Fernando Segura para informar las decisiones. Durante el acto de inauguración, Daniel Añorve (líder académico de Tiro en Braille, como organización) presentó un libro de reciente publicación (2021), Experiencias de deporte para el Desarrollo y la paz: claroscuros globales y locales, en el que los estudiantes que diseñaron Tiro en Braille (como deporte inclusivo) publicó un capítulo sobre su experiencia.



Reglas iniciales de Tiro en Braille (informadas antes del torneo)

Las reglas originales, propuestas por los estudiantes que diseñaron Tiro en Braille durante el semestre de otoño de agosto a diciembre de 2019 en la Universidad de Guanajuato, se publicaron en el sitio web de Tiro en Braille. Sin embargo, las reglas contenidas allí eran reglas generales, relacionadas más con el formato del juego que con los procedimientos y el desarrollo del juego en sí. Las reglas originales establecían que el campo tendría 8 metros de largo y 5 metros de ancho y que el área protegida para cada equipo tendría 1 metro de ancho (8 metros de largo). Se programaron dos entrenamientos con jugadores registrados (excepto el equipo de ciegos que fue conducido desde los municipios del sur del Estado de Guanajuato). Los jugadores participantes confirmaron que entendían el formato del juego, por ejemplo, que cada mitad consistiría en 10 minutos de juego y habría un descanso de medio tiempo de 5 minutos entre mitades. Aparte de eso, varios participantes preguntaron cuánto durarían las posesiones de cada equipo y cómo aprenderían los jugadores con los ojos vendados cuando su equipo perdiera la posesión del balón. Dado que el juego nunca antes se había jugado, las reglas y los procedimientos debían negociarse entre el personal y los jugadores participantes. Sin querer, esto abrió espacio para negociaciones y aportes de todos los actores involucrados en el torneo. Varios jugadores mostraron confusión con este procedimiento, pero muchos otros se sintieron “tomados en cuenta” y luego, durante el torneo expresaron su agradecimiento por estar involucrados en todas las fases de la toma de decisiones. Si bien en realidad fue el personal quien decidió (y comunicó) los procedimientos y las reglas del juego a seguir (a través de correos electrónicos enviados cuatro y dos días antes del juego inaugural del torneo), las reglas y regulaciones fueron escritas en base a los participantes. ' aportación durante los dos entrenamientos previos a la inauguración del torneo.


Para generar una actividad de “bullicio” y “sudor”, pensada para combatir el sedentarismo, las posesiones no serían infinitas. De hecho, las posesiones durarían un máximo de 30 segundos. Dado que los jugadores tendrían los ojos vendados, el árbitro emitiría un silbato corto 10 segundos después de la posesión; luego, cuando hubieran transcurrido 20 segundos, el árbitro emitiría dos pitidos cortos. Luego, después de que hubieran transcurrido 28 segundos, tres pitidos cortos les harían saber a los jugadores que les quedaban dos segundos antes de perder la posesión del balón. Un silbato largo comunicaría una de las siguientes cosas: pérdida de la posesión del balón, el balón estaba fuera de la cancha (por lo tanto, la posesión pasaría al equipo rival), la posesión expiró, el jugador con la posesión de la pelota salió de la cancha. perder la posesión del balón.


Las secuelas del torneo.

Aunque inicialmente no se consideró, el plantel consideró que además de la entrega de certificados de participación para cada equipo, se entregarían cinco certificados especiales: 1) a la mejor jugadora del torneo; 2) al mejor jugador masculino del torneo; 3) a la mejor jugadora discapacitada del torneo; 4) al mejor discapacitado masculino del torneo, y 5) al mejor gol del torneo. Los jugadores de todos los equipos tuvieron la oportunidad de votar por las cinco categorías. Cabe señalar que los mejores jugadores, a excepción del mejor jugador discapacitado masculino, que también consiguió el mejor gol del torneo, no fueron los máximos goleadores de su categoría. Algunas votaciones iban acompañadas de una breve explicación. Varias votaciones mencionaron que la votación reflejaba la conducta del deportista y/o el liderazgo ejercido por el jugador votado. Precisamente, el premio al mejor jugador masculino se lo llevó Emiliano, un lazarillo durante todo el torneo.


El equipo campeón y el subcampeón obtuvieron certificados para saborear los postres proporcionados por el patrocinador local de tamaño pequeño (Kurtosh). Ambos equipos también ganaron una medalla, que era idéntica en color y tamaño. Las únicas diferencias entre ambos equipos fueron los certificados (con las palabras primer lugar y segundo lugar) y el hecho de que los integrantes de los equipos campeones recibieron una gorra y un polo de la Universidad de Guanajuato.

La ceremonia de premiación se llevó a cabo el 24 de mayo de 2022. El 26 de mayo, solo dos días después, el personal fue contactado por DIF (Desarrollo Integral de la Familia), institución que nos informó que gracias a la maravillosa experiencia que disfrutó el equipo de ciegos. Durante todo el torneo, el DIF incluiría Tiro en Braille como una actividad deportiva permanente dentro de las actividades deportivas regulares que ofrece la institución.


20 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page